“Cosas que los nietos deberían saber”: la historia de E

Nunca hubiera imaginado que un libro que contiene tantas tragedias y destila tanta tristeza pudiera a la vez, ser tan positivo, gustarme tanto y descubrirme a una gran banda (Eels).

“Cosas que los nietos deberían saber” es una historia real que supera con creces la ficción del más cáustico y (perdonad la expresión) cabrón de los guionistas. Porque la vida de Mr.E (como le conocen en el mundillo musical) es, como él mismo se encarga de aclarar al principio de la obra, material para un gran libro, para un gran y triste libro. Hijo de un físico eminente (Hugh Everett III, autor de la teoría de los universos paralelos) que no le hacía ningún caso, con una madre que murió de cáncer, una hermana drogadicta que acabó suicidándose…

Mark Everett se desnuda completamente frente al lector y cuenta de manera amena, interesante y cruda todas las miserias y alegrías que ha vivido hasta ahora. Mr.E nos presenta así una autobiografía llena de tristeza pero a la vez vital, interesante y honesta que abarca toda su evolución como creador y su crecimiento como persona. Porque esa es la gracia de “Cosas que los nietos deberían saber”: consigue que mientras nos muestras sus miserias, a la vez veamos también su crecimiento. Es de alguna manera, la clásica persecución del sueño americano, vestida en este caso de poder vivir de lo que le gusta (la música).

Me quedo con un par de momentos de la narración. En el primero Everett dice lo siguiente:

No puedo dejar de repetir la canción, una y otra vez. Necesito sacármela de la cabeza para poder pensar con claridad. Quiero llamar al contestador de casa para grabarla en esa cinta, pero no me está permitido hablar y además no hay teléfonos.

Me gusta porque me recuerda a Shanon Hoon (vocalista y compositor de la banda Blind Melon, muerto de sobredosis de cocaína en 1995 a los 28 años). Y me lo recuerda porque Shanon Hoon, poco antes de morir hizo eso mismo, enviar una canción a un contestador (“Letters from a Porcupine” enviada al contestador de uno de sus compañeros de grupo) para ver qué le parecía a éste y poder grabarla posteriormente. La canción apareció (tal cual estaba en el contestador) en el disco póstumo de los Melon, Nico. Cuando la leí pensé que Mr.E podía haber acabado igual, pero no lo hizo. Pensé también en lo parecidas que son las personas que crean algo y tienen la necesidad de compartirlo con los demás, ya sean escritores, músicos, artistas de toda clase…. todos parecen tener un único fin: crear.

En otro momento dice:

Los chavales sí que se enteran. A todos les gustan los Beatles, por ejemplo. Dame un niño al que no le gusten los Beatles y te enseñaré a una mala personal.

La verdad, una gran frase. Una manera especial de entender la vida.

Cosas que los nietos deberían saber

Mark Oliver Everett
Editorial: Blackie Books
ISBN: 978-84-937362-1-7
EAN: 9788493736217
Precio: 20.99 €
Año:2009
Lugar de edición: Barcelona
Colección: Blackie Books
Páginas: 280
Traductor: Pablo Álvarez Ellacuría
Encuadernación: Cartoné

*La imagen de Mark Everett es del blog de Agustín Fernandez Mallo (autor entre otros de Nocilla Dreams, parte del proyecto Nocilla)

¿Todavía no nos sigues en Facebook?

¿con Feedburner tampoco?

About these ads