“Las correcciones”: retratando a los Lambert

franzenÉsta es la historia de los Lambert, una familia normal...así empieza la ficha de la edición española de  Las Correcciones y es mentira.

Efectivamente, la obra de Jonathan Franzen es la historia de los Lambert: de Alfred, Enid, Chip, Denise y Gary. Pero no son, para nada, una familia normal.

Alfred es el padre, un ingeniero del ferrocarril jubilado y aquejado de Parkinson al que le cuesta asimilar su nueva situación.

Enid es la madre, ama de casa, que quiere reunir a sus tres hijos en Navidad por encima de todo y que no quiere ver el Parkinson de su marido.

Chip es el hijo pequeño, profesor expulsado metido a escritor con síndrome de Peter Pan que le debe dinero a su hermana Denise.

Denise, la mediana, cocinera adicta al sexo que acaba liada con… bueno, que acaba muy liada.

Gary es el mayor, banquero atrapado en un matrimonio del que no sabe qué esperar y enfrascado en una lucha titánica ¿contra sí mismo? para llevar a su familia al completo a St.Jude por Navidad.

Queda claro que no se trata de una familia normal, como tampoco “Las correcciones” es una novela normal. Es, si acaso, brillante, agridulce, inteligente, ácida…

Es una obra brillante: el acabado es perfecto, todo encaja, el interés se mantiene durante toda la novela, es muy amena, está muy bien estructurada… como se dice en muchos foros, acabará convertida en un clásico.

Es agridulce porque juega constante y premeditadamente con los estados de ánimo del lector: salta de situaciones patéticas a momentos divertidos, de palabras tristes a frases llenas de un humor disparatado.

Es inteligente, de eso no cabe duda. Mientras lees, ves que Franzen explica la historia de los Lambert punto por punto, tal y como quiere. Y lo hace de manera ingeniosa, retando en muchos casos al lector a parar unos segundos y reflexionar.

Es ácida, corrosiva. Franzen despedaza a todos los protagonistas sin piedad y nos muestra sus miserias, sus virtudes…no esconde nada. No deja títere con cabeza, incluida la sociedad americana, las empresas americanas, los suecos, los noruegos, los lituanos, restauradores, médicos, banqueros, amas de casa, ingenieros, escritores… Franzen es como un ácido que arrasa con todo.

A mí, aunque supongo que esto es bastante personal, “Las correcciones” me ha hecho reflexionar principalmente sobre las expectativas. Las expectativas de los padres con respecto a sus hijos, las expectativas de cada hijo respecto a su vida, a su pareja, a sus propios hijos… Y es que Franzen da forma a la novela entorno a una gran expectativa: Enid quiere reunir a sus tres hijos en St. Jude por Navidad.  Pero claro, no va a ser fácil, nada fácil.

Las correciones
Jonathan Franzen
Colección: Biblioteca Formentor
Genero: Novela
736 págs.
PVP: 23,00 euros
ISBN: 84-322-1991-6

 

Anuncios

3 comentarios en ““Las correcciones”: retratando a los Lambert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s