“Cuatro amigos”: retrato agridulce

David_Trueba¿Puede ser seria una novela que empieza con un viaje autodenominado Veinte Mil leguas de viaje subnormal? la respuesta es sí, pero en este caso a la vez es desternillante.

Cuatro amigos“, la segunda novela de David Trueba es una obra redonda que se mueve entre la comedia más disparatada y la seriedad de las grandes conversaciones, esas que acostumbran a acompañarse de alcohol y amigos.

La historia fluye con grandes dosis de un humor que se va desvaneciendo a lo largo de las páginas para dar paso a la amargura y mala hostia del protagonista Solo o de sus amigos (Raúl, Blas y Claudio). Centrada en el viaje que estos cuatro amigos deciden emprender en una furgoneta un verano, Trueba crea un mosaico de diferentes personalidades masculinas: Claudio, paradigma del hombre sin ataduras que intenta follarse todo lo que se mueve; Raúl, el marido con gemelos atado por un teléfono móvil a su mujer, esclavo de su relación y al que sus amigos machacan constantemente; el inseguro, obeso,  Blas que se enamora de cualquier mujer que siente pena por él; o el mismo autodestructivo protagonista Solo, que en acto de rebeldía acaba de dejar su trabajo en un periódico y se enfrenta constantemente a la alargada sombra de sus padres y a la difícil digestión de su separación de Bárbara.

Gracias a estos personajes Trueba contrapone diferentes maneras de enfrentarse al amor, al trabajo, a la amistad… maneras de entender y encarar la vida desde una perspectiva, eso sí, muy masculina.

Muy recomendable para lectoras con dudas acerca del comportamiento masculino (mejor si las dudas son específicamente acerca del comportamiento de cuatro amigos  en veinte mil leguas de viaje subnormal)

NH259Cuatro Amigos
David Trueba
ISBN 978-84-339-1089-9
PVP sin IVA 15.87 €
PVP con IVA 16.50 €
Nº de páginas 264
Colección Narrativas hispánicas

(foto de Carmen Secanella para El País)

Anuncios

9 comentarios en ““Cuatro amigos”: retrato agridulce

  1. Andromeda dijo:

    Interesante reseña y muy buen cierre con el comentario final. Lo anoto (hace poco estuve a punto de comprar otra obra suya, “Saber perder”).

    Saludos.

  2. Pontiac dijo:

    Discrepo una mica amb la descripcio del Claudio “paradigma del hombre sin ataduras que intenta follarse todo lo que se mueve”. Es cert, es vol follar tot el que es mou pero es l’unic dels 4 que es coherent amb el que fa i pensa. Pots ser un tiu feble, pero autentic i assumint com ets. Els altres tres estan sempre disposats a trair el viatge o als seus amics en la mesura que les coses es torcin. El Claudio, dins del seu esperit follador, no perd de vista l’essencia del viatge.

  3. pontiac dijo:

    No hi estic d’acord. Amb la memoraide peix que tens jo te’n recordaras pero fixa’t que amb l’Anabel, amb la gimnasta o amb la limusina no pensa nomes amb ell.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s