“Lo mejor que le puede pasar a un cruasán”: un detective muy especial

Hay tres cosas que no me gustan de “Lo mejor que le puede pasar a un cruasán” de Pablo Tusset.

Una: el horrible título que ha hecho que me resistiera a comprar el libro durante bastante tiempo. No veo qué relación tiene con la novela, no se a quién se le ocurrió semejante título y en definitiva, no me gusta.

Dos: los sueños con que empieza cada capítulo, que en lugar de divertir entorpecen la narración que esperamos empiece cuanto antes.

Tres: el final, rocambolesco y cogido por los pelos.

Una vez claro lo que no me gusta, decir que me lo he pasado muy bien con Pablo Miralles y familia. Hacía tiempo que no me reía tanto con una novela y con un personaje que podríamos definir como una suma de Ignatius J.Reilly, Torrente y un profesor de filosofía borracho y putero (a riesgo de que algún lector me dé un repaso en los comments, aunque esta vez creo que la comparación es mucho más obvia que la vez anterior).

“Lo mejor que le puede pasar a un cruasán”, aunque su titulo despiste un poco, es una novela policíaco-cómico-delirante ambientada en Barcelona que, entre risa y risa hace una caricatura bastante feroz de la burguesía industrial barcelonesa. Es cierto que incorpora algunos gags muy locales, pero no es menos cierto que la hipocresía que tan bien describe sonará igual en Madrid o París.

La novela es un viaje descabellado que emprende Pablo “Baloo” Miralles en busca de su hermano desaparecido y que nos lleva Barcelona arriba, Barcelona abajo a bordo de un Lotus (apodado Bagheera) con paradas especialmente divertidas en casa de sus padres y pit-stops en su propia cama para recuperar fuerzas después de cada borrachera.

Para pasar un buen rato, si tenemos pocas ganas de hacer esfuerzos de lectura y muchas ganas de pasarlo bien.

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán
Pablo Tusset
LENGUA DE TRAPO 2006
15.0×22.0 cm
319 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788489618626
Nº Edición:1ª
Año de edición:2006
Plaza edición: MADRID
*La imágen de Pablo Tusset es de elcultural.es

Anuncios

14 comentarios en ““Lo mejor que le puede pasar a un cruasán”: un detective muy especial

  1. Republik dijo:

    personalmente, y siendo un enamorasdo de los detectives antiheroes, tengo que decir que el libro en general es una buena dosis de basura.
    efectivamente, tiene momentos algidos en el que te arranca una sonrisa, pero el espantoso final, en la que ves claramente como el autor no tiene ni puta idea de cerrar minimamente la historia, es tan malo que ta dan arcadas de solo recordarlo….

    y es que la pregunta es> Si piensas acabar una historia de una forma tan penosa, realmente tienes que publicarla? porque no te la quedas para ti y dejas de crear falsas esperanzas.

    pediria al administrador de este blog que no recomendara libros con finales vomitimos… seamos un poco mas exigentes.

  2. jeffreyabbot dijo:

    Je, recomendar, recomendar… yo no recomiendo nada. Últimamente escribo posts bastante poco elogiosos para lo que acostumbraba…

    De hecho creo que la reseña deja bastante claro lo que NO me gusta de “Lo mejor que le puede pasar a un cruasan”: punto numero 3, el final….

  3. Republik dijo:

    ok compro.

    pero sigo pensando lo mismo… libros con final pesimo merecen un calificativo inicial, o por lo menos un tag de “dejat de leer en la pagina X”.

  4. Susana dijo:

    Hola, que quería yo leer una reseña sobre este libro antes de leerlo (deformación profesional jejeje) y mira, me paso a verte y la veo, lo cierto es que lo tenía en la lista, me gustan los libros ambientados en Barcelona, y bueno, como ya lo tengo, intentaré aprovechar lo que tenga de bueno.

    Un saludo

  5. comiquera dijo:

    El problema de Pablo Tuset son los finales definitivamente, ni en este “Lo mejor que le puede pasar a un cruasán”, ni “En el nombre del cerdo” los culmina decentemente, el desarrollo es bueno, pero el final… en fin… Se pasa un buen rato leyéndolos pero nada más, creo que es mucho mejor “Sakamura, Corrales y los muertos rientes”, en el que no deja títere con cabeza. Mi impresión en http://blog.metropolislibros.com/narrativa/sakamura-corrales-y-los-muertos-rientes-de-pablo-tuset/

    Un saludo

  6. The Walking City dijo:

    No llegué ni a la página 100, tuve que dejarlo porque me pareció terriblemente aburrido y mal escrito. Y como fan declarado de “La Conjura de los Necios”, la comparación con Ignatius J.Reilly me parece totalmente desafortunada, pero bueno, la editorial fue la primera en usarla y por eso yo piqué y lo compré. Si es que no voy a aprender nunca, hacer caso a la publicidad…

  7. Ascen dijo:

    … es que lo unten con mantequilla.

    Divertidísimo. Un libro que no pasará a la historia de los grandes libros, que no se estudiará en los colegios, pero que te hacer reir muchísimo. Una apuesta para pasarlo bien, sobre todo cuando un libro anterior no te ha dejado un buen sabor de boca.

    Puede ser que tenga un aire a Ignatius J. Reilly, pero es una arriesgada comparación. Ignatius es único.

    Lamento profundamente que John Candy muriera, por muchas cosas, entre otras porque es un gran actor con el que me rio mucho, pero sobre todo porque no puede ya interpretar a Ignatis en la gran pantalla. Hubiera sido auténtico.

  8. jeffreyabbot dijo:

    Yo me reí mucho también. El problema es el final… no hay por dónde cogerlo.

    No lo había pensado, pero efectivamente John Candy hubiere sido el perfecto Ignatius…

  9. Indomable dijo:

    Buenas tardes. A mí lo que más insultante me parece es que una novela sin hilo conductor sea galardonada con un premio, traducida a dieciocho idiomas y replicada en el cine. Ésto hace que los buenos escritores se desconcierten ante el mercado español. ¿El autor tiene talento? Sí, en mi opinión lo tiene, los protagonistas principales son completamente creíbles (sobre todo sus padres) y el lector identifica de inmediato el contraste de las diferentes clases sociales de nuestra Barcelona. Hacer ésto sin haberlo calcado de ninguna parte es tan difícil como dibujar a pulso. Pero junto a las formas verbales incorrectamente usadas el resto fracasa estrepitosamente; muchos personajes, muchas situaciones, muchas escenas y muchos diálogos (la conducción del Lotus por la autopista y el monólogo de no sé cuántas páginas en el restaurante) no guardan ninguna relación entre sí ni con la historia que se quiere contar. Y la persona que es un lector voraz, que le gusta leer y entiende lo que lee se da cuenta desde el principio que esta novela no se le puede considerar como tal porque es un proyecto que no ha sido estrictamente planeado ni repasado ni cuidado.

    Saludos, Yeffreyabbot, y enhorabuena por el post.

  10. Anónimo dijo:

    A cuadros,… Llego en la página 190 y se que estoy ante un ESCRITOR CON MAYÚSCULAS. Sólo me he preguntado , ¿Qué editor puede haberse dejado escapar este título.
    Por cierto, que yo lo elegí por este mismo. Me dije, “lo que sea que se llame así hay que leerlo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s