“El consuelo”: pon un Anna Gavalda en tu vida

Si hablamos de clichés, hablamos de Anna Gavalda. Escritora francesa menor pero de gran éxito, su reciente novela “La consolante” (El consuelo / El consol) hace honor al estilo más que propio de la autora, con su universo de personajes excéntricos, un lenguage fresco y un estilo literario peculiar muy, pero que muy gavaldiano, si se me permite el neologismo. “La consolante” no tiene la chispa de “Ensemble, c’est tout”, y es bastante más previsible que “Je l’aimais” (otras novelas de Gavalda), aunque, por el contrario, la veteranía de la escritora queda manifiesta en unos diálogos mucho más trabajados, gran cantidad de referentes culturales de todo tipo y para todos los gustos y, lo más novedoso, unos personajes muy bien definidos en el plano psicológico.

En cuanto al argumento se refiere, la historia nos la cuenta ya la contracubierta del libro, por lo menos en su versión original. Y es una verdadera lástima, porque en ella se nos describe de antemano a Kate, personaje que desata la acción y que el lector espera y espera…hasta que aparece, ¡en la página 326 (edición de bolsillo)! Hasta esta página, uno ha tenido la oportunidad de conocer más o menos a fondo al auténtico protagonista de “La consolante”, Charles, arquitecto parisino de 47 años con una vida bastante gris a pesar de sus constantes viajes al extranjero por razones de trabajo. Su pasado es el gancho de la novela, ya que por él deambulan una canguro travesti, un amor de juventud que resulta ser la madre de su mejor amigo y una compañera actual e hija adoptiva de lo más convencionales. La mezcla es bastante explosiva, de ahí que Kate ejerza de elemento catalizador en la historia.

La creciente complejidad de la catarsis personal de Charles es lo que mantiene al lector en vilo hasta los últimos capítulos del libro, en los que el “happy end“ se dilata y se arrastra hasta el hastío. Qué pena. Una gran novela a la cual la autora quiso dar un desenlace tan grandilocuente que se perdieron la frescura y la ligereza por el camino.

En cualquier caso, la receta de todos los libros de Anna Gavalda se basa precisamente en estos ingredientes: la agilidad, la agudeza del lenguaje y el entretenimiento, sin mayor pretensión. Y sin grandeza literaria alguna. El placer de leer…simplemente para dejarse llevar. Y “La consolante” permite dejarse llevar. Y mucho.

Para lectores no gavaldianos, el orden de las lecturas recomendadas de la escritora sería justo el orden cronológico de publicación de sus obras, empezando por “Je voudrais que quelqu’un m’attende quelque part”. Eso sí: si engancha, engancha desde el principio. Si no, uno se aburre de tanto juego de palabras y tanto París.

Volvamos al cliché, pues. Pon un Anna Gavalda en tu vida. Y déjate llevar.

El consuelo
Anna Gavalda
SEIX BARRAL
16.0×24.0 cm
640 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788432228322
Nº Edición:1ª
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA

Anuncios

Un comentario en ““El consuelo”: pon un Anna Gavalda en tu vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s