“Operación Muerte”: ¿la estupidez humana no tiene límites?

Me decidí a leer “Operación Muerte” de Shigeru Mizuki gracias a la entusiasta reseña que encontré en “La Cárcel de Papel”, el blog de Álvaro Pons. Me es muy difícil decidirme por un manga, porque mi background en ése tipo de tebeos es nulo (o casi nulo, sólo he seguido un manga: “La espada del inmortal”, en su primera edición allá por los 90) y porque normalmente se me hacen engorrosos de leer si los publican correctamente (esto es, lectura hacia atrás según nuestros estándares: de derecha a izquierda).

En este caso, me alegro mucho de haber podido conocer a un autor como Mizuki y leer sus experiencias como soldado durante la segunda guerra mundial en el ejército japonés. Ya. Así no suena nada del otro mundo… claro… pero es que el ejército japonés es mucho ejército… y sus experiencias… ¡menudas experiencias!

Pongámonos en situación. Imagínese el lector que es un soldado japonés. Póngase en la piel de un soldado de base que tiene que lidiar con oficiales que le tratan como si fuera un escarabajo, y piense cómo se sentiría si la pequeña isla que está defendiendo fuera invadida por un enemigo muy superior en número y material. Y por si eso fuera poco, prepárese para recibir una orden: debe ejecutar la Operación Muerte.

La Operación Muerte consistía en atacar con todas las tropas hasta la muerte dada una situación de desventaja. Al más puro estilo de sus compañeros kamikaze del ejército del aire, los soldados nipones eran obligados por sus oficiales a morir en situaciones moral y militarmente discutibles. Sin medias tintas, nada de “ir hacia una muerte segura” o “resistir hasta la muerte”. A morir, directamente. Y lo peor es que tenían prohibido volver con vida, y si fracasaban les esperaba, como mínimo, la vergüenza y un juicio militar.

Todo esto, explicado por Mizuki de manera pausada primero y más intensa a medida que avanza la narración, con un estilo de dibujo dual que combina unos fondos cuasi-fotográficos (espectaculares, con viñetas que ocupan dos páginas y sirven para aumentar el dramatismo) con unos personajes caricaturescos que hacen que, durante los primeros capítulos, creamos que estamos ante una comedia. Nada más lejos de la realidad: es un cómic serio, con pretensión de dejar huella en la moral del lector, cosa que consigue sin duda. Yo todavía me pregunto ¿que narices haría yo en esas circunstancias? aunque en realidad si fuera un soldado japonés luchando en la segunda guerra mundial, no me quedaría otra que morir. Eso sí, con honor.

Inscrito en esa clase de historias que denuncian la insensatez e irracionalidad de las guerras (“Apocalypse Now“, “Platoon“, “No mans land”) Operación Muerte lo hace desde un punto de vista diferente, por nipón, pero igual de absurdo.

El mismo Mizuki, en el epílogo del cómic, deja esta frase lapidaria al referirse a su ejército:

En la jerarquía militar estaban primero los oficiales, luego los suboficiales, después los caballos y, finalmente, los soldados.

Operación Muerte
Shigeru Mizuki
Astiberri
Colección: Colección Sillón Orejero
Rústica con solapas
B/N.
368 páginas.
22 euros.
ISBN: 978-84-92769-50-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s