Piel Color Miel: Jung, niño #8015

Acabo de terminar “Piel color miel” de Jung y estoy muy conmovida.

Un niño asiático de Corea del Sur nos recibe risueño en la portada, nos agarra de la mano y nos pasea como si nada por su infancia, su adolescencia y su juventud. Un niño perdido al que un policía lleva a un orfanato. No hay un exceso de drama, ni un orfanato cruel y traumático. Nada de eso, simplemente la experiencia de un niño que crece llevándose consigo una mochila en algunas ocasiones demasiado pesada.

Debatiéndose entre el humor y el desgarro nos presenta su historia. Jung es un niño abandonado, y posteriormente un niño adoptado. Es el número #8015 de 200.000 niños coreanos adoptados por todo el mundo, que se debate entre el agradecimiento y la rabia. Sin duda agradece haber vuelto a nacer en otra familia, pero se cuestiona los motivos que llevan a un país a “exportar” 200.000 adoptados. Pasa también de puntillas sobre los motivos sociales que pudieron llevar a Corea a alcanzar tal proeza pero solo porque tiene relevancia en su proceso personal, la Historia con mayúsculas no es en absoluto el tema central de esta novela gráfica.
En la carta original de su expediente puede leerse:

niño cariñoso y delgado. Come con apetito. Lo digiere todo. Evacuación perfecta(…) vista y oído normales. (…) Niño recomendado para adopción.

Jung pasa por el desarraigo, la negación de la propia identidad, la asunción de una cultura nueva y la negación de la propia. El drama del abandono y la vergüenza que le cae encima como un yugo. Pero a pesar de todo esto consigue crear una historia con humor y positiva, realista y que no cae en la autocompasión.

Plantea el tema de la adopción con una transparencia sobrecogedora y tiene momentos en que algo se remueve dentro de ti. El choque inevitable entre todo lo que Jung conoce y la vorágine y el vértigo en el que se siente perdido durante su adolescencia nos dibuja un árbol de raíces cortas que no sabe donde asentarse.

Por otro lado habla en primera persona de lo que los antropólogos llaman una identidad en tránsito, del núcleo duro de la cultura y del proceso dificilísimo por el que pasa la identidad al asumir los cambios. El niño olvida casi sin darse cuenta su origen, lo niega y se revela contra el, pero este vuelve y le desorienta haciéndole buscar constantemente algo que no recuerda lo qué es ni donde lo dejó abandonado. Su origen.

Cómo plantea la memoria de la piel, la añoranza del tacto y la búsqueda de la madre es también sobrecogedor. Sin duda para el autor fue casi una experiencia catártica y para el lector es un ejercicio enriquecedor para acercarse una vez más a la microhistoria. Nos acerca a la vivencia de las personas anónimas, que a menudo se pierde en los libros gordos de fechas y que tanto nos enseña sobre la historia real.

Piel Color Miel
Jung
Edición numerada
Rossell Cómics
Zeppelin Novela Gráfica
ISBN-978-84-612-6880-1

Anuncios

3 comentarios en “Piel Color Miel: Jung, niño #8015

  1. jeffreyabbot dijo:

    A mi lo de la “evacuación perfecta” me ha dejado de piedra. Es decir, que el funcionario mida si un niño es adecuado o no para la adopción por cómo defeca… alucinante.

  2. rosa pursals dijo:

    A mi también me impresionó el modo de valorar a los niños, aunque en el relato su estancia en el orfanato no parece desagradable ni inhumana, pero la ficha original de su aptitud para la adopción fotocopiada en la novela gráfica te deja alucinando.

  3. mel dijo:

    cuando se refiere a evacuación es para saber si su funcionamiento biologico no esta alterado , osea si tiene o no alguna deficiencia que amerite cosots de salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s