“Sukkwan Island”: 12 meses en el paraíso

Hay películas, como “Requiem for a dream“, que si te cogen desprevenido te dejan en un estado de desasosiego, ansiedad o incluso depresión. Se me ocurre “Requiem for a dream” porque hace poco lo comentaba con unos amigos, pero hay muchas otras. Lo mismo pasa con algunos libros, con el claro ejemplo de “La Carretera“, que a medida que pasa el tiempo creo que tira más a deprimente que a desasosegante. Viene esto al caso porque algo parecido pasa con “Suckkwan Island”, de David Vann, la novela que nos ocupa.

No es lo mismo, pero la relación entre padre e hijo en la isla Sukkwan, sin contacto alguno con el mundo, recuerda en algunos momentos (por opresiva) a la de padre e hijo en “La carretera” de McCarthy.

Suckkwan Island está escrita en dos partes. La primera nos muestra a Jim (el padre) y Roy (el hijo) compartiendo forzosamente el día a día en la remota isla Sukkwan (una isla salvaje al sur de Alaska). La idea de Jim es pasar 12 meses en la isla para conocer mejor a Roy, con el que ha tenido menos contacto del que hubiera deseado. Para ello, se instalan en una cabaña y pasan los días pescando, cazando y en definitiva, pasando tiempo juntos. Sin embargo, desde el principio vemos que algo no va del todo bien y la situación no es tan idílica como Jim se hubiera podido imaginar de antemano. David Vann consigue que esta primera parte pase cómodamente con algún que otro sobresalto, y nos da una buena base para conocer a Jim y a Roy. Por ejemplo:

Luego, aburrido, volvió a pescar, cogió otro pez del mismo tamaño y regresó con su padre. La tarde avanzaba, la luz era más rica y la vista de las montañas que tenía frente a él era muy hermosa.

Luego llega la segunda parte, y la narración toma un giro macabro y de alguna manera delirante, y se convierte en una huida hacia adelante de la que no desvelaré nada para que el libro tenga interés para cualquiera que se decida a leerlo después de haber pasado por aquí.

Una muestra del giro que da la narración:

Tenía frío y tiritaba y su corazón seguía latiendo, y el miedo se había convertido en la sensación de que estaba condenado, de que nunca encontraría el camino de regreso a la seguridad y nunca sería capaz de correr lo bastante rápido para escapar.

Esta segunda parte se centra mucho más en el miedo, y en la necesidad de referentes para sentirnos seguros. La novela me ha gustado, especialmente por lo inesperado del giro de los acontecimientos y por los dos registros que tiene, uno en cada parte. Una primera que ahonda en la opresiva relación paterno-filial y una segunda más introspectiva, macabra y negra.

Una lectura sorprendente, a evitar por quien no disfrutara de “La carretera” y muy recomendable para cualquiera que quiera pasar una temporada aislado en la montaña para huir de la ciudad y conocerse mejor.

Sukkwan Island
David Vann
Ediciones Alfabia
ISBN 978-84-937943-2-3
Pag 210
P.V.P 18 €
Formatorústica, 20 x 13 cm

La imagen  de David Vann está tomada de aquí

Anuncios

2 comentarios en ““Sukkwan Island”: 12 meses en el paraíso

  1. Libros dijo:

    No paro de escuchar alabanzas sobre esta novela, y de lectores de distinto pelaje, que es lo curioso. Al final tendré que leerla 🙂 Muy fuerte lo de Requiém por un sueño…
    Un saludo
    Leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s