“El Escultor”: McCloud y el proceso creativo

sculptor2

Suecia, año 2000. Un entendidillo apasionado de los comics se hace amigo de un sueco que le menciona a Scott McCloud y su Understanding Comics como obra capital para entender qué es un cómic y qué es el arte secuencial. El entendidillo lo despacha con un “sí, me suena” pero en realidad no tiene ni puta idea. Unos meses más tarde, ya de vuelta, evidentemente el entendidillo corre a su librería de cabecera a buscar el susodicho y se pone al día con McCloud.

Y hasta el año pasado.

El año pasado, en una librería me encuentro con “El Escultor” de Scott McCloud. Coño, McCloud. ¿Pero este no era el teórico? ha publicado novela gráfica…Y me decido a probarlo.

Y aquí estoy contento, muy contento. 500 páginas devoradas en un par de días que no tienen nada que ver con la referencia anterior, excepto algunos experimentos gráficos que te hacen pensar mira, como lo que explicaba en Understanding Comic.  Una historia sólida acerca de la creación, el amor, la muerte, el arte, la trascendencia… no necesariamente en ese orden. Una historia contada de manera brillante tanto a nivel gráfico como de guión.

sculptor1

El guión nos lleva por la vida de David Smith, escultor fracasado, sin dinero, a punto de perder su piso, con un montón de dudas acerca de qué hacer con su vida… que llega a un pacto con la muerte para poder crear lo que quiera durante 200 días con sus manos… a cambio de su vida. Fausto revisado. Un tour de force frenético en el que se mezclan creación, amor, más creación, frustración, amor, más frustración… en un combinado explosivo que no deja indiferente.

Piensas mucho. Sigue tus instintos.  A la mierda lo que te diga la gente –Lo he intentado, pero no consigo suficiente foco- Pues enfoca, pero profundiza, no te vayas por los lados. Cierra los ojos, tírate, nada hasta el fondo y no se te ocurra pensar en quien te está siguiendo. No pienses.

La parte gráfica es un compendio de cómo no hacer un cómic estándar. Todo tipo de trucos visuales, perspectivas, combinaciones de viñetas y puntos de vista se combinan con un dibujo bastante sencillo pero potente, directo, de poco trazo y en un blanco-negro-gris-azul que no se si tiene nombre formal.

A mi lo que más me ha gustado ha sido la idea subyacente de que el talento no basta para triunfar. De que a pesar de tener todo el talento del mundo, hace falta algo más. Lo que menos, el personaje de Meg, poco profundo y un poco caricatura a veces. Pero claro, en una obra de 500 páginas, profundizar más en un personaje secundario, quizás era excesivo.

Sea como sea: es muy recomendable porque McCloud parece haber puesto mucho de sí mismo en el personaje de David y no deja de ser apasionante adentrarse en el proceso creativo de cualquier artista.

sculptor3

Título El escultor
Autor Scott Mccloud
Traducido por José Torralba Avellí
Editor Grupo Planeta
Spain, 2015

Anuncios

3 comentarios en ““El Escultor”: McCloud y el proceso creativo

  1. Deborahlibros dijo:

    Joé, lo he tenido en la mano varias veces, pero al final siempre echaba un pie atrás. Understanding (a.k.a. la biblia del cómic) me gustó muchísimo (como manual que es) y me daba mucho miedo esta incursión en la práctica por parte del teórico… A ver si lo pillo en biblio.

  2. Deborahlibros dijo:

    Y haz el favor de no ser tan tacaño con la frecuencia de reseñas, anda, que algunas estamos esperando “carne freshca”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s